Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

La Música y El Lenguaje

Si nos detenemos a comparar las definiciones propuestas por la RAE (2013) sobre los dos términos; lenguaje y música, apreciamos una serie de características que se relacionan entre sí. El lenguaje es un conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente. La música trata el arte de combinar sonidos para transmitir ideas y emociones. Por tanto, ambos son un sistema de comunicación, sólo que el primero comprende un lenguaje gramatical y fonético (verbal), y el segundo un lenguaje de símbolos y sonidos (musical). Ambos poseen un conjunto de señales que transmiten mensajes y suponen composiciones de elementos. De este modo tanto el lenguaje como la música comparten los mismos elementos de comunicación; emisor, receptor, contenido y canal. Es decir, un intérprete, un oyente, un contenido de mensaje y un medio por el cual transmitirse. Así como en el lenguaje verbal existen niveles (culto, coloquial, técnico, etc.), en la música sucede algo similar (culta, popular, clásica, etc.) En conclusión definimos la música como un lenguaje, como el arte de combinar los sonidos de los instrumentos o de la voz humana con el fin de expresar ideas, pensamientos, sentimientos o emociones.

Entonces, ¡Tanto la música como el lenguaje usan signos! ... ¿Según este artículo, los animales que utilizan sonidos pueden comunicarse? La respuesta es SÍ. Pero no del mismo modo que hacemos nosotros.

Charles F. Hockett (1961), publicó quince rasgos generales del lenguaje que fueron base de posteriores teorías. Según el autor seis eran las características que diferenciaban al lenguaje humano del animal. Estos aspectos pueden compararse tanto en el lenguaje musical como en el verbal. Una de las cualidades es el desplazamiento, pues pueden transmitirse opiniones o sentimientos sobre objetos o ideas que no están presentes en el contexto. Sobre el aspecto producto, al surgir situaciones que nunca han sido descritas, pueden utilizarse los símbolos de ambos lenguajes para hacerlo, ya sea a partir de emociones o de significados. La tercera cualidad ofrece una visión arbitraria sobre la relación entre una palabra y su representación, visión causal que puede determinarse en menor medida al lenguaje musical. Ambos tipos de lenguaje también poseen la cualidad de transmitir culturalmente opiniones, hechos o ideas cotidianas. Ésto permite plasmar al mensaje de valores sociales, rasgos culturales y componentes históricos. Otra característica propuesta por Hockett fue la dualidad, pues además de poder reproducirse sonidos individuales también éstos pueden unirse para producir frases con significado. La quinta y última característica etiqueta a los elementos de la comunicación como discretos, pues los emisores son capaces de discriminar y dar significado a sonidos a pesar de recibirlos desde varios canales simultáneos. Así Cambell (1998) describe que el desarrollo intelectual de un alumno al que se aplican técnicas de repetición de fonemas es menor que aquel alumno que experimenta ritmos, cadencias y actividades plásticas y sonoras.

En un artículo reciente que trata la música y la adquisición del lenguaje, se asegura que la primera precede al lenguaje. Se opina que el desarrollo de ambos se produce a lo largo de tramos temporales similares. De este modo la manera en que el cerebro diferencia el sonido “ba” del sonido “da”, actúa igualmente diferenciando el sonido de un instrumento musical y de otro distinto. Por este motivo la musicoterapia ayuda a adquirir mejor el lenguaje, pues aquellas personas que poseen problemas lingüísticos también los presentan en el mundo musical. 

¿No crees que es alucinante?

 

Modificado por última vez enDomingo, 09 Noviembre 2014 09:51

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    volver arriba