Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Artículos relacionados con los cursos online

6 Consejos útiles para superar el dictado melódico en el examen de RockSchool

Hoy quiero ayudar a todos aquellos que se presentan a los exámenes de RockSchool, y deben superar una prueba auditiva conocida como dictado melódico. Aunque el enfoque de este artículo estará orientado para guitarra y bajo, puede extrapolarse a cualquier disciplina. Espero que con las pautas y consejos que voy a darte puedas superar con éxito este ejercicio de educación auditiva.

¿Qué es el dictado melódico?

RockSchool presenta en su Syllabus, lo que podría definirse como “Programa de estudios”, un espacio destinado a la educación auditiva, algo muy necesario para todos los que están aprendiendo música, sean de la disciplina que sean. En este apartado, podemos ver diferentes tipos de ejercicios, organizados por grados y niveles: Reconocimiento de notas graves y agudas, Dictados melódicos, Dictados rítmicos, Dictados armónicos,… Así que, nos centraremos en lo que aparece en nuestros libros de RockSchool como “Ear Test - Melodic Recall"

Empezaremos por lo más obvio:

Consejo nº 1:

No tengas prisa en subir la dificultad de los ejercicios propuestos. Aunque en el Grado Debut y en el Grado 1, los ejercicios son realmente sencillos, no todos hemos tenido un acercamiento parecido desde pequeños a reconocer lo que es un sonido grave y agudo. Y aunque pueda parecer algo insignificante, la falta de un aprendizaje temprano puede ser todo un reto para algunos oídos no “educados”.

En estos primeros ejercicios deberemos escuchar, comparar y diferenciar dos o tres sonidos, para posteriormente señalar cuál de éstos es más bajo o alto, hablando en términos de frecuencias. Alto hace referencia a un sonido agudo y bajo a un sonido grave. Si reconoces que este ejercicio puede entrañar una dificultad para ti, te recomiendo que lo practiques con constancia hasta que lo domines, pues es la base necesaria para poder enfrentarte a los niveles superiores. 

Nota: Hay personas que encuentran una dificultad asociada al tipo de instrumento que se utiliza en estos ejercicios, siendo el timbre (como cualidad del sonido), el causante de fallos en el reconocimiento de la altura de las notas.

Consejo nº 2:

A partir del Grado 2, los dictados melódicos ya empiezan a estar asociados a escalas. Te recomiendo encarecidamente que memorices las escalas que entran en juego, y que seas consciente de las notas que las forman. Conociendo las que serán utilizadas en los ejercicios, tus probabilidades de acierto tendrán un alto porcentaje de éxito, ya que acotarás mucho las posibilidades, y no andarás perdido en un desierto de dudas. Además, podrás comprobar que en la mayoría de los casos, la nota con la que empieza el dictado es la misma que te dan de referencia, tratándose ésta, de la Tónica de la escala utilizada para el ejercicio.

Consejo nº 3:

Si ya sabes qué escalas serán utilizadas para los dictados, lo que necesitas ahora es dominarlas técnicamente para no crear impedimentos innecesarios en su ejecución. Practica estas escalas todos los días que puedas, varía la velocidad del metrónomo y juega con diferentes figuras musicales. Interprétalas a negras, corcheas y semicorcheas,… Empieza con velocidades lentas para ayudar a la memoria kinestésica/muscular en su aprendizaje, y vete subiendo la velocidad poco a poco.

Dominar la interpretación de las escalas eliminará las limitaciones técnicas que podrían sumarse a un posible fracaso, asegurando otro alto porcentaje de éxito a tu ejercicio.

Consejo nº 4:

Las audiciones se podrán escuchar dos veces antes de que tengas que interpretarlas, y no podrás pedir una tercera escucha. Dispondrás del tiempo equivalente a dos compases entre la segunda escucha y tu prueba, para poder practicar. Este cuarto consejo, hace hincapié en la importancia de escuchar, con mente y oídos bien centrados en la materia, la melodía que deberás interpretar posteriormente, y memorizarla lo mejor posible en el menor tiempo que puedas, ya que es vital para que en el momento que tienes para practicar, puedas corregir errores en base a lo que ya debería estar sonando en tu cabeza como una copia idéntica a lo escuchado.

Un ejercicio que muchos maestros recomiendan, es cantar la melodía escuchada, ésta facilitará el proceso de memorizar y reconocer la altura de las notas utilizando el oído relativo.

Consejo nº 5:

Si has podido memorizar correctamente la melodía, cantarla mientras practicas en esos dos compases vacíos debería ayudarte, si eres de los que tienen dificultad para reconocer las alturas, prueba a realizar una actividad de oído relativo que puede ayudarte: Intenta imaginarte las notas como puntitos o rayas negras sobre un fondo blanco, como si las dibujaras en una pizarra, y vete colocándolas de izquierda a derecha, y más arriba o más abajo haciendo referencia a si son más agudas (arriba) o graves (abajo) que las anteriores. La duración puedes asociarla a la longitud de la línea dibujada mentalmente, o trabaja ésta por separado. Recuerda que en este proceso hay dos cosas principales a las que debes prestarles toda tu atención, alturas y duraciones. Ten en cuenta que los silencios también entran en juego y por ello debes ser consciente en todo momento de la duración exacta de cada nota. Intenta cortar las notas o cambiar siempre que sea necesario, y no descuides la nota final, dale su duración exacta, recuerda que en una carrera no debes dejar de correr hasta que pases por la meta.

Consejo nº 6:

Si has superado con éxito los pasos anteriores, seguramente te habrán ayudado los consejos aquí expuestos, así que un último apunte: No dejes que los nervios te traicionen. Confía en ti mismo y en tus posibilidades, respira hondo y haz lo que sabes hacer, toca con seguridad y no pares aunque te surja una nota errónea o una “suciedad”. No te propongas corregir una nota errónea, ni repitas ni vuelvas para atrás, la música es un arte que se sucede en el tiempo, y por desgracia, no podemos parar éste, así que si le das importancia a un error, éste crecerá alimentado por tu inseguridad, y por llamar la atención de tu concentración, causando nuevos errores que podrían llevarte a no cumplir con tu objetivo, y superar el dictado melódico debe ser el foco de tu atención.

Recuerda los 6 consejos:

  1. ¿Grave o agudo?
  2. ¿Qué escalas entran?
  3. Domina las escalas.
  4. Memoriza la melodía y cántala.
  5. Arriesga en la práctica y dibuja sonidos.
  6. Tranquilidad y buenos resultados.

Si has considerado este artículo como una ayuda valiosa para mejorar tus resultados en las pruebas de educación auditiva, me gustaría que compartieras conmigo tu experiencia y tu evolución, estaré muy orgulloso de tus logros y te ayudaré en lo que esté en mi mano para que sigas progresando en tu aprendizaje.

Rock You! 

Leer más
Suscríbete a esta RSS Feed