Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Consigue tu sueño de ser un guitarrista profesional, ponte metas y objetivos y trabaja duro para lograrlo

Es posible que en algún momento de tu vida te hayas enfrentado a la idea de convertirte en músico profesional, has sentido la necesidad de dedicarte a la música y superar la barrera que separa el ocio de lo que hasta la fecha era un hobby para llevarlo a un nivel superior, si es así debes saber que estás preparado para comenzar tu camino, presta mucha atención.

El aprendizaje musical es un universo paralelo a imagen de la vida misma, un microcosmos, presenta gran cantidad de similitudes con sus propios logros y obstáculos, y cuanto antes nos mentalicemos de lo que ocurrirá una vez tomemos esta importante decisión de ser músicos, mejor preparados estaremos para afrontar con inteligencia cualquier situación.

Posiblemente hayas vivido algo parecido a estar estudiando con tu guitarra, y quizás tu hermano estudiaba matemáticas o historia, y llega tu madre para mandarte a comprar el pan a ti, porque tu hermano está estudiando. Mentalízate, al estudiar música los demás no entenderán lo que haces realmente si nunca lo han vivido ellos primero, si los que te rodean no son músicos, o no han tenido la disciplina del músico, cuando te vean con la guitarra pensarán que estás en tu rato de ocio, y no debes luchar contra corriente, enfrentarte a esta dura realidad te distanciará aún más, a menos que lo trates con madurez y lo hables con sinceridad y buenos argumentos.

El músico invierte gran parte de su tiempo en su formación y práctica instrumental sin abandonar el resto de áreas a las que se enfrentan el resto de los mortales. Todos tenemos que trabajar o estudiar según la faceta de la vida en la que nos encontremos, pero el músico potencial no puede abandonar todo para dedicarse al 100% del tiempo en lo que realmente quiere, ésto afecta de forma directa en la cantidad de tiempo libre, tu vida social y familiar, tu organización diaria, tu pareja,... En muchas ocasiones tendrás que establecer prioridades y tomar decisiones que harán que sacrifiques algunas de tus opciones, ésto no debe hacer que te sientas mal, es un daño colateral de tu meta de dedicarte profesionalmente a la música, y aunque ya seas profesional, seguirás enfrentándote a esta toma de decisiones el resto de la vida.

Los demás querrán animarte a que hagas algo con tu vida, a que tengas un trabajo de verdad, o que realices unos estudios con salida. Rara vez te encontrarás con alguien que confíe al 100% en tus habilidades o en las posibilidades que te pueda brindar la música a nivel profesional. Este entorno causará en ti muchas dudas e inseguridades, que podrían afectar radicalmente en tu enfoque, distorsionando tus metas y objetivos y distrayendo tus esfuerzos. La música no es algo fácil, pero es muy sacrificada, así que si realmente quieres ser músico debes tenerlo muy claro y dirigir todos tus esfuerzos sin vacilar hacia tu meta, la constancia debe ser uno de tus pilares.

Tu entorno presentará todo tipo de ambientes, habrá buenos y malos momentos, y grandes compañeros de viaje podrían convertirse en fuertes rivales, ya que podría darse el caso de tener que competir por un mismo puesto de trabajo. Te encontrarás con músicos que sabrán tratar ciertas situaciones con deportividad y elegancia, y con otros que serían capaces de atropellarte con el coche. No caigas en la trampa y sigue siendo honesto contigo mismo, debes ser una persona íntegra y correcta, no entres en el lado oscuro de la música, y así cada vez tendrás un mejor entorno de trabajo y un mayor crecimiento personal. 

Cuando estés trabajando, tus amigos se estarán divirtiendo. El músico es un profesional del sector servicios, y coincide en horario con el ocio del resto de la humanidad, así que a ti te surgirán contratos cuando los demás están fuera de su jornada laboral. Aún así, deberás tener una sonrisa en tu cara el 100% del tiempo, ya que eso ayudará a transmitir tu pasión y amor por lo que haces, y el público podrá disfrutar contigo y de tus habilidades musicales, seguramente así podrás volver a ser contratado para actuar en el mismo local.

La música es algo que invade todo lo que nos rodea, está presente en muchas etapas de nuestra vida a modo de imagen mental que nos recuerda situaciones, nos transmite emociones y empasta a la perfección con otras áreas artísticas. La música puede llegar a ser la cúspide de nuestra pirámide de prioridades, o el pilar más importante de nuestra vida. Si amas la música, debes trabajar duro y disfrutar a la vez de ese esfuerzo, podrías elegir un camino más fácil, con más salidas, pero si amas la música, debes decidir en qué plano de tu vida la quieres, si decides tenerla como rato de ocio, o si realmente quieres sacrificar tu vida por ella. Habla con tu corazón, medítalo con tu almohada, y cuando tomes la decisión, no vaciles ni te distraigas, cuando logras tu objetivo de vivir con la música como compañera de viaje, has conseguido triunfar en la vida, has cumplido tu sueño, has derrotado a gigantes.

En el mundo de la música, te encontrarás con sabios que nacieron sabios, con virtuosos que jamás han tocado un instrumento y con alumnos que son profesores. Muchos sabrán más que tú sin saber de lo que hablan, es normal, no te frustres ni luches contra algo imposible, simplemente deja que la corriente siga el curso del río, quizás con suerte haya una mayor conciencia de lo que es el arte de la música y se tenga una imagen más clara y se adquiera un mayor respeto por lo que es un músico. Sólo tú serás consciente de las horas, días, meses y años que has invertido en formarte y entrenar para llegar hasta donde has llegado, aunque algunos en cuestión de segundos quieran dar su visión de algo que no conocen.

Gánate la vida, cobra por tu tiempo, por tu formación, por tu instrumento y resto de materiales y equipos profesionales. Aunque los demás vean a alguien que gana "mucho dinero" por una o dos horas de actuación, nadie llega a ser consciente de la realidad de horas que has tenido que invertir para poder preparar ese concierto de par de horas, nadie ha vivido tu esfuerzo de meses, ni la inversión económica que has tenido que hacer para poder sonar como suenas en el escenario. Quien vea en tu profesión un chollo, que lo viva, a ver qué opina luego.

Ser músico es un privilegio, es una vida llena de emociones, de experiencias, es una montaña rusa de la vida misma, pero es algo que muy pocos podrán llegar a entender. Si en tu interior hay un músico, es porque eres un ser único y privilegiado, eres como un ángel, un unicornio, un David contra Goliat. Lucha por tu sueño, trabaja duro, no vaciles y proponte ser el mejor. Una mañana, al despertarte, sentirás que has encontrado el sentido de la vida.

Leer más

10 Razones por las que los zurdos deberían tocar la guitarra en la posición estándar

Hoy les traigo un tema que podría generar polémica o discusiones interminables, y es comprensible las diferentes opiniones que podría generar, pero hay cosas que son como son y hay que ser muy analíticos, críticos y comprensivos para poder entender las ventajas de aceptar las cosas tal cual y progresar sin añadir nuevos obstáculos.

 

En el artículo de hoy hablaré de las razones que se deberían tener en cuenta para que los zurdos toquen la guitarra en la posición estándar (o para diestros), teniendo en cuenta que este artículo está escrito con la intención de ayudar a tomar una difícil decisión a la que se enfrentan los guitarristas zurdos cuando se inician en el aprendizaje de éste u otros instrumentos de cuerda, ya sea la guitarra, el bajo, o el ukelele entre otros.

 

En principio haré una exposición muy técnica de los puntos que apoyan el aprendizaje en una posición estándar y posteriormente añadiré algunos apartados relacionados con mi experiencia como profesor de guitarra durante más de doce años, en los cuales he podido dar clases a más de mil estudiantes.

 

¿Por qué tocar la guitarra en la posición estándar aunque seas zurdo?

  1. Hay muchas más guitarras en el mercado para colocar en la posición estándar que para zurdos.

  2. Las guitarras para zurdos suelen ser más caras y hay menos variedad.

  3. Para tocar la guitarra hay que usar las dos manos, y es más importante el adiestrarlas correctamente desde el principio que dejar que ideas preconcebidas influyan en nuestros resultados.

  4. Los diestros suelen tener más complicaciones al principio con la habilidad de colocar posiciones de acordes y pisar cuerdas, ya que esta acción se realiza con la mano izquierda, y los zurdos tienen ventaja en este aspecto al ser más hábiles con estos dedos.

  5. Los diagramas de acordes y escalas, y las tablaturas, son estándar, no hay adaptaciones para zurdos (aunque he podido observar en muy pocas ocasiones tablaturas o diagramas invertidos).

  6. Al tocar con varios instrumentos de la misma especie, es más fácil su ubicación en un escenario y reduce el peligro de golpes con los mástiles u otro tipo de estorbo. (Este punto es importante sobre todo en el mundo de la guitarra clásica, ya que en ensembles es donde se puede ver lo práctico de que todos los mástiles estén orientados hacia una misma dirección).

  7. Hay posibilidad de aceptar una guitarra prestada en cualquier tipo de evento. (Puede ser interesante en caso de necesidad, ejemplo: que nuestra guitarra haya sufrido algún percance en un desplazamiento, o simplemente en los momentos de ocio).

  8. Podemos prestar nuestra guitarra. (Lo mismo que en el punto anterior pero a la inversa. Ejemplo: Un amigo músico se desplaza a nuestra ubicación y su guitarra ha sufrido algún percance en el viaje, poniendo en peligro su actuación, podremos ayudarle prestándole nuestra guitarra).

  9. Si en un futuro el estudiante quiere dedicarse a la docencia será más fácil que pueda facilitar el aprendizaje de sus alumnos gracias a la imitación.

  10. Evitarás problemas futuros y será más fácil aprender imitando a otros guitarristas.

 

Seguramente se puedan añadir otros puntos a esta lista, pero en principio éstos podrían ser los más importantes a destacar.

 

Mi experiencia como docente se ha nutrido de diferentes perfiles de alumnos, algunos de ellos zurdos, y siempre he intentado ser lo más comprensivo con sus incertidumbres y dificultades, evitando dar una respuesta cerrada sobre el tipo de guitarra o posición en la que deberían colocar sus instrumentos (si como diestros o como zurdos), pero siempre que me piden consejo me baso en los puntos señalados anteriormente, además de indicar los avances y evoluciones de otros alumnos zurdos a los que he dado clase.

 

He notado en diversas ocasiones, como estudiantes de guitarra zurdos que tocaban con la posición estándar (como diestros), eran más hábiles a la hora de colocar posiciones de acordes y realizar ejercicios técnicos, ya sea la interpretación de escalas o tocar melodías, que muchos alumnos diestros. Ésto podría comprenderse fácilmente, al entender que en la mano izquierda se requiere una mayor coordinación que implica esforzarnos en ubicar los dedos en diferentes trastes de entre las seis cuerdas que tiene la guitarra, además de las múltiples combinaciones de acordes que podemos encontrarnos, multiplicando todo ésto la dificultad que entraña el correcto uso de la mano izquierda, mientras que cuando empezamos a aprender rasgueos, la mano derecha únicamente debe centrarse en rasguear las cuerdas con cierta precisión en movimientos repetitivos, intentando respetar el pulso musical, ésto último también relacionado con las pulsaciones de cuerdas sueltas para realizar melodías. Para que se comprenda ésto, y a modo de ejemplo, si tocas la guitarra o alguna vez has dado clase, o simplemente si alguna vez estuviste en clases de guitarra, cuando un alumno empieza a estudiar acordes e intenta tocar una canción, su procedimiento es el siguiente:

  1. Coloca la posición del primer acorde

  2. Rasguea con el ritmo que lleva la canción

  3. Para el ritmo hasta colocar el segundo acorde

  4. Y una vez tiene colocado el segundo acorde procede a interpretar el ritmo que acompaña a éste.

Según este proceso, ¿Dónde está la dificultad? ¿en el ritmo o en la posición del acorde? Hay quien defiende que la guitarra es un instrumento para zurdos, ya que sobre todo cuando empezamos, la mayor dificultad está relacionada con el uso de la mano izquierda, aunque a medida que aumentamos la dificultad de las piezas a interpretar, o los diferentes ejercicios técnicos, la dificultad se extrapola a cualquiera de las dos manos, como ocurre en la mayoría de los instrumentos.

 

En la formación académica más estricta, la de los Conservatorios, no hay distinciones entre zurdos o diestros a la hora del aprendizaje musical (al menos en la mayoría de los casos) y el ejemplo lo tenemos observando a las orquestas, ¿por qué todos los violines, violas, chelos o contrabajos se colocan en una misma posición? ¿No existen los violinistas zurdos? La respuesta, lógicamente, es que sí hay violinistas zurdos, pero todos aprenden a tocar en una misma posición, y habrá que ver si realmente repercute negativamente en sus habilidades, velocidad o calidad interpretativa el tocar con una posición de diestro. Además, podríamos hablar de que no existen pianos para zurdos, si tuviéramos que seguir una lógica a la inversa habilidad manual, ya que si la mano más hábil la derecha, es la que se debería usar para las melodías, ubicadas en su mayoría en las frecuencias agudas (lo digo porque generalmente suelen tener una velocidad mayor que las voces de acompañamiento), ¿por qué no han invertido la posición de las notas y las octavas para los zurdos en los pianos?

 

Con este artículo no quiero que los zurdos se vean obligados a aprender a tocar en la posición estándar, pero si que tengan en cuenta estos puntos que podrían ayudar a evitar tener futuros quebraderos de cabeza, ya que muchas veces nuestro enfoque suele ser a corto plazo, y con el tiempo podemos tener un enfoque diferente y arrepentirnos de una mala decisión en nuestro comienzo. Aún así hay que añadir que en ciertos casos un principiante puede verse más cómodo en la posición para zurdos, pero ésto puede ocurrirles incluso a los diestros, pero la comodidad es un factor de entre muchos, y no debería ser el único a tener en cuenta, pudiendo ser mucho mejor el sacrificar un poco de comodidad en las primeras etapas del aprendizaje, hasta adaptarnos a la posición correcta. Si no, véase un caso muy típico en los principiantes, sobre todo en los niños, al intentar transmitir la importancia de que cada dedo de la mano izquierda se responsabilice de un traste diferente (dedo 1 traste 1, dedo 2 traste 2,…) y ellos te dirán mientras desplazan el dedo 1 por cualquier traste que es que se siente más cómodos así y que les resulta más fácil, ¿dejarías que este alumno aprendiera usando un único dedo porque se siente más cómo así?

 

Guitarristas que avalan tocar como diestros siendo zurdos:

  • Gary Moore

  • Mark Knopfler

  • Juanjo Domínguez

 

Si aún así quieres tocar la guitarra en otra posición, tienes un total de tres opciones:

  1. Posición estándar (Diestros).

  2. Posición invertida (Guitarra para diestros en posición opuesta).

  3. Posición invertida con cuerdas en posición adaptada (Guitarra para zurdos).

 

Si te decides a tocar en la posición 1, tendrás todo a tu favor, ya que el 99,9% de los instrumentos y materiales están pensados para esta colocación. Si decides la posición 2 verás dificultad en la adaptación o perspectiva con la que debas enfrentarte a la hora de leer diagramas, tablaturas, y colocar las posiciones de acordes entre otras. Si decides la tercera opción, te verás muy limitado en cuanto a modelos de guitarras y aún así necesitarás adaptarte a los materiales existentes.

 

Siempre podrás pensar, puedo comprarme una guitarra para diestros, cambiar la posición y cambiar las cuerdas a la inversa, pero ésto tiene asociado otro tipo de complicaciones, como por ejemplo, si la guitarra se puede colgar con bandolera (correa) los anclajes de esta quedarán debajo y no podrás colgarte la guitarra a menos que coloques nuevos puntos de anclaje. Y si cambias el orden de las cuerdas (la 1ª dónde va la 6ª…) los puentes deberán ser modificados y adaptados, ya que suelen estar compensados, si no perderás calidad en la afinación y podrías incluso poner en peligro la vida del puente de tu guitarra.

 

Me gustaría saber tu opinión y que añadieras un comentario dando tu punto de vista o experiencia, podría ser muy enriquecedor y ayudar a muchos principiantes.

 

Enlaces de interés de otros autores que hablan sobre el tema tratado en este artículo:

https://guitarradesdecero.com/tocar-la-guitarra-si-eres-zurdo/

http://www.gibson.com/Noticias-y-Reportajes/Articulos/es-es/Consejos-para-guitarristas-zurdos.aspx

 

 
Leer más

Cuando creemos que no podemos con todo, ¿debemos abandonar el estudio del instrumento musical?

Muchas veces, a lo largo de nuestra andadura por la vida podemos llegar a estar saturados o sobrecargados con un exceso de obligaciones y responsabilidades, y es normal que queramos abandonar algunas actividades que requieran una inversión de tiempo, creyendo erróneamente que esto será la mejor solución para superar este bache.

Está claro que cuando algo nos consume gran parte de nuestra atención y preocupación intentamos superar esa situación lo antes posible, y solemos volcar todos nuestros esfuerzos en ello sin dar tregua a otras opciones, pero, ¿te has planteado que quizás ésto sea un error? Está demostrado que el cerebro humano tiene un límite de tiempo en la capacidad de atención, y que el rendimiento en las diferentes actividades que realizamos tiene una “calidad” asociada a los periodos de descanso, ya que si únicamente realizamos la tarea que demanda nuestra principal atención sin el descanso necesario, tardaremos más en conseguir los resultados deseados y seguramente con peor calidad.

Tocar un instrumento requiere una inversión de tiempo diaria, o al menos es lo que se recomienda para poder progresar, y sin embargo, y a pesar de que se obtienen una serie de beneficios para nuestro cerebro, también demostrado científicamente, y asociados a la lógica, las matemáticas, los idiomas y la psicomotricidad entre otras, muchos estudiantes tienden a sacrificar sus estudios musicales cuando en el colegio, instituto o universidad se agobian con las épocas de exámenes o la realización de los trabajos que les mandan en los Centros donde estudian.

Muchas veces no somos conscientes de que la disciplina bien aplicada que demanda el estudiar música, puede ser algo muy positivo para nuestra maduración personal y progreso como personas, algo que en el futuro podría ser de gran valor en el terreno profesional, sea el área que sea, además de en lo familiar y en lo personal.

Todo lo aquí expuesto, debe ser considerado para entender que lo más importante es que valoremos esos ratos de ocio en donde dedicar unos minutos diarios a nuestro instrumento puede aportarnos mucho más de lo que generalmente creemos, ya que, si practicamos con la intención sana de aprender y divertirnos, esos treinta minutos que le dediquemos a nuestra guitarra o batería (o cualquier otro instrumento), servirán para “oxigenar” nuestro cerebro, ayudándonos a relajarnos y evadirnos de esos asuntos que nos estresan y nos consumen, con la intención de obtener un descanso de calidad que nos ayude a reemprender otras actividades con más fuerza. Es importante entender que la opción de romper de una tajada el estudio de un instrumento musical no nos va a ayudar al reencuentro con éste una vez hayamos superado el bache por el que pasamos, ya que muchas veces el desgaste de aquello que demandaba nuestra atención y tiempo pueden debilitarnos y dejarnos en un periodo de necesidad de un descanso intenso que nos vuelve a distanciar de aquello que nos gustaba, y el reencuentro puede no ser como creíamos que podría ser.

¿Cuántos estudiantes de música con objetivos profesionales dentro de esta materia, estudian música exclusivamente? Podrás comprobar que los jóvenes que estudian en los Conservatorios no deben responder de manera diferente al resto de jóvenes de nuestro país, ellos también van al colegio, institutos y universidades, y aún así, y por regla general, suelen ser alumnos con buenas notas, ¿no te da qué pensar? Estos estudiantes de música no tienen superpoderes, ni son seres de otra galaxia, simplemente entienden la importancia de ser disciplinado y aprender a organizar mejor su tiempo intentando que todo tenga cabida en las horas que nos da el día, además de que también deben respetar un espacio para las amistades y la familia, para poder tener en equilibrio los pilares sociales de todo ser humano.

En conclusión y a modo de impulso psicológico, si en algún momento te ves forzado a tomar decisiones drásticas con el estudio de tu instrumento musical, plantéate si hay otras vías que puedan ayudarte a superar la dificultad que pueda presentar aquello que demanda tu principal atención y plantéate si hay alguna opción de organizar mejor tu tiempo, aunque tengas que restar tiempo de otras actividades, pero no pienses que dejarlo de lado por un tiempo será una solución fácil de recuperar posteriormente. La mayoría de los que opinan que dejar la música unos meses para superar los exámenes es la única vía se equivocan, ya que transcurridos esos meses muchos han decidido abandonar definitivamente sus estudios musicales, por la comodidad y lo fácil de tener algo de tiempo extra, pero están quitándole importancia a su momento de ocio, a lo que les divierte y les gusta, y a lo que supone “una barrita de cereales” para el cerebro.

Si te agobias con los estudios, párate, ponte en pie con la cabeza alta, inspira con fuerza y llena tus pulmones de aire y plantéate que es lo que realmente te gusta, ¿realmente quieres abandonar tu pasión por un momento de estrés? No lo sacrifiques, reorganiza tus prioridades y distribuye el tiempo de una manera que te permita seguir avanzando, con el paso de los años te darás cuenta de que hiciste lo que debías hacer y estarás agradecido contigo mismo por ello. Se muy bien de lo que hablo, yo también pasé por ello como la mayoría de las personas que hemos estudiado música, y hoy en día estoy muy orgulloso y me siento afortunado de esos sacrificios que hice por llegar a donde he llegado en la música.

Que la fuerza te acompañe ;)

Leer más
Suscríbete a esta RSS Feed