Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Nacer con estrella o crearte la tuya propia

facebook Compartir en Facebook
Nacer con estrella

Si eres de los que crees que hay que tener facilidades o que a ti te cuesta más que a los demás, no dejes de leer este artículo. 

Son más de 10 los años que llevo dando clases de música y siempre hay quien me hace la misma pregunta "¿para tocar la guitarra es necesario tener cualidades especiales?”. Siempre hay quien cree que hay personas con una habilidad innata para tocar la guitarra y estas mismas personas creen que ellas carecen de estas habilidades y que por eso es mejor no aprender a tocar la guitarra o cualquier otro instrumento, nada mas lejos de la realidad. 

Mi experiencia me ha demostrado que aquellas personas que tienen facilidades para aprender a tocar la guitarra o cualquier otro instrumento, son los que se aburren con más facilidad o los que no generan un hábito y una disciplina o constancia para seguir perfeccionando esta cualidad. Sin embargo, son las personas a las que al principio les cuesta un poco, y las que dedican parte de su tiempo diario a perfeccionar su técnica con el instrumento, las que generan un hábito gracias a su trabajo continuado, constancia, perseverancia y al esfuerzo diario, con las que consiguen progresar y avanzar más que aquellos que empezaron con cierta ventaja.

Con lo expuesto anteriormente, no quiero decir que aquellos que tengan facilidades no van a progresar, ya que esta evolución va a ser fruto del trabajo en casa. Ésto tampoco implica que aquellas personas a las que le cueste avanzar en el estudio del instrumento van a conseguir mejores resultados que aquellos que han empezado con cierta ventaja. La evolución con el instrumento está relacionada con la práctica diaria, independientemente de las facilidades que presente el individuo.

En realidad, este aprendizaje no es exclusivamente musical, se puede extrapolar a cualquier situación de la vida misma. Quizás éste sea uno de los motivos por el cual coinciden los estudios científicos en que la práctica de las disciplinas instrumentales y la música en general suponen un beneficio para los estudiantes de música.

Aquí podría utilizarse la parábola de la liebre y la tortuga, en donde la liebre podría representar al estudiante con habilidades innatas que, aprovechando sus cualidades, disfruta de su ventaja tomando descansos por el camino. Y es justo ésto lo que aprovecha la tortuga con su trabajo constante para lograr la victoria frente a la liebre.

Tengas o no cualidades que te faciliten el trabajo o la práctica instrumental, te recomiendo que tengas una buena organización y que seas disciplinado. Prueba a crear un horario diario de estudio, y distribuye una serie de tareas organizadas según la finalidad. Estas tareas puedes dividirlas, de modo general, con un primer apartado que sea el calentamiento, un segundo apartado podría ser la técnica, un tercer apartado podría incluirel repaso de obras de repertorio y la incorporación de nuevas obras a este repertorio, y un último apartado podrían ser ejercicios de estiramiento para relajar los músculos ejercitados. Podríamos añadir otros apartados y hasta sería recomendable. Alguna idea podría ser la lectura de lenguaje musical o la educación auditiva entre otros, pero ésto ya lo trataremos en un próximo artículo.

Nos gustaría saber tu opinión y que aportaras tu experiencia o tus dudas respecto a lo que tratamos en este artículo, así que deja tu comentario y podremos ayudarte.

Última modificación el Miércoles, 15 Junio 2016 11:41

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir la información señalada con asterísco (*). No se permite código HTML.

    volver al principio