Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Cosas que debes tener en cuenta para triunfar con tu banda

facebook Compartir en Facebook
Triunfar con tu banda

Una de las motivaciones más importantes de todo aquel que toca un instrumento o canta, es llegar a triunfar en el mundo de la música, pero como la mayoría sabe, esto es algo muy complicado y con muchos factores en juego. En este artículo detallaré algunos aspectos a conocer para intentar llegar lo más lejos posible con tu banda.

En primer lugar, los componentes de la banda deben ser conscientes de qué quieren conseguir, de la dirección que quieren tomar con la banda y lo que están dispuestos a sacrificarse por ello. Hablamos de unos objetivos y metas que requieren de sacrificio y disciplina, como estás leyendo, no te van a llover ofertas de actuaciones por tu cara bonita ni por tu maravillosa voz si no hay un trabajo previo. Más adelante de explicaré mejor este punto.

Una vez claro si la banda se ha formado por hobby, o con fines más serios, incluso con metas profesionales, se deben establecer las directrices en cuanto a estilo, repertorio, organización interna de los miembros,... Todos hemos pasado por la etapa inocente en la que todos opinamos con la misma capacidad de decisión, esto es una utopía bien bonita, pero poco realista, las bandas que suelen triunfar nos demuestran que siempre hay alguien que dirige. La posición de un líder puede llegar a ser esencial en la trayectoria de la banda, y este líder puede ser elegido o no, siempre habrá componentes que predominen o destaquen, ya sea por sus conocimientos o experiencia, incluso por el carácter o personalidad, aún así, hay que tener cuidado, ya que no todos los líderes pueden conocer el camino correcto.

Cada componente de la banda debe ser consciente de su valor dentro de ella, de lo que aporta al resto de compañeros y hacer que sus virtudes destaquen en armonía con la de los demás miembros, sin llegar a eclipsar, pues esto supondría problemas en el futuro, hace falta humildad y dejar algo de protagonismo a todos.

Una vez establecidos los roles de cada uno, y tras seleccionar el estilo musical, es necesario pasar a la acción, escogiendo un repertorio apropiado para el cantante y donde disfruten todos los componentes. Preparar un repertorio que no es del agrado de los músicos, o que exige complicaciones que escapan de las posibilidades de nuestro cantante, suponen una fecha de caducidad para la banda, los miembros podrán cansarse, quemarse o aburrirse, y nuestros esfuerzos habrán sido en vano. Igual de importante es que el repertorio se adapte al registro del cantante, escogiendo temas que queden bien de entrada y transportando aquellos que queden altos o bajos.

Llega el momento de trabajar duro, y todos los componentes deben preguntarse lo siguiente: "¿Quiero triunfar?" Si la respuesta es sí, prepárense para dedicarle horas a estudiar los temas, a ensayar, y a cargar con los instrumentos siempre que sea necesario. Sé sincero contigo mismo y pregúntate si le vas a dar la importancia necesaria al grupo, y si no es así, comunícalo, con el tiempo se valorará esa sinceridad, si no, luego será peor, y pondrás en peligro a la banda. Debes ser puntual en los ensayos y conciertos, intenta llegar unos minutos antes de lo establecido para que puedas afinar con calma y vayas focalizando tu concentración, esto hará que disfrutes más relajadamente de tu sesión, y mejorará tu calidad como músico. El estrés nunca es bueno, y en los músicos se percibe por el sonido que producimos. Una de las cuestiones que más queman en una banda es la falta de asistencia, si te comprometiste en su momento, no faltes a ensayos y mucho menos a los conciertos, pues todos quedarán mal por tu culpa, y posiblemente nadie confie nuevamente en ti. Y por último, recordarte que debes practicar el repertorio todos los días, no busques excusas, ni huyas de tu responsabilidad, busca un hueco en tu horario para que puedas estudiar, aprender y perfeccionar todas las piezas.

Como se suele decir, "la práctica hace al maestro", y créeme cuando te digo que he sido testigo de músicos que abandonan el escenario a mitad de su interpretación, en solitario y en banda, y, aunque es normal que el músico abandone completamente hundido, el público sufre con el músico por esa empatía que nace en los conciertos, y algunos pueden transformar ese sufrimiento de diversas maneras, algunas llegando a ser desagradables. No por ello debes ir asustado a tocar, para nada, cuanto más tranquilo estés, y cuanto más disfrutes tú, más disfrutarán los espectadores, y más fans irán a tus conciertos, pues si has seguido al pie de la letra mis consejos, y has hecho bien los deberes, tu sonido mejorará con la práctica, al igual que tu calidad interpretativa, y tanto tú como los que te rodean, disfrutarán de tu arte. No olvides que los buenos profesionales utilizan buenas herramientas, utilizar instrumentos y accesorios de calidad te ayudarán a continuar tu camino con una mejor motivación y mejores resultados, pero no te la juegues a una única carta, recuerda que "no es la flecha, sino el indio", y con ello quiero decir que: "estudia y practica todos los días".

Llega la hora de salir al escenario, y para ello la banda debe hacerse con una agenda. Consigue teléfonos y correos de locales y salas, eventos, festivales, concursos, todo lo que esté a tu alcance, lleva una base de datos meticulosamente ordenada y actualizada y no dudes en presentarte si consideras que tú y los tuyos ya están preparados para dar el salto, sé justo con las ofertas, no regales tu trabajo si no lo ves necesario, pero tampoco rechaces tocar de manera altruista, ya que a veces existen trabajos gratuitos que llegan a ser más beneficiosos a largo plazo, ofreciéndote contactos valiosos, o consiguiendo otro tipo de ganancias.

No concluyo sin dar una recomendación más, el repertorio debe tener contenido para al menos 2 horas de actuación, o siempre, unos diez o veinte minutos más de lo estipulado, ya que pueden pedirte un Bis, y no hay nada más bonito y agradecido que responder a tu público con sus peticiones. Y cuando concluyas tu actuación, recuerda agradecer a todos su asistencia y trabajo, desde los oyentes, como a la banda al completo, técnicos de sonido e iluminación, productores, equipos técnicos y de realización,...

Rock You!

Última modificación el Miércoles, 24 Diciembre 2014 07:00

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir la información señalada con asterísco (*). No se permite código HTML.

    volver al principio