Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Improvisando con la mar y la nube, ventajas e inconvenientes

facebook Compartir en Facebook
Improvisando con la mar y las nubes

Hace algún tiempo empecé a leer un libro que llegó a mis manos como fruto de una búsqueda de materiales “nuevos” para las lecciones de improvisación que doy en la escuela, este libro se llama improvisa de verdad de David Reed. En éste, el autor propone un estudio de la guitarra y un acercamiento a la improvisación de una manera muy particular, te voy a contar mi opinión sobre este tipo de método.

Recuerdo cuando recibía clases de improvisación en el Conservatorio Superior con un profesor que se llamaba José Personat, todo un maestro y una persona a la que admiraba por su metodología a medio camino entre lo estricto y militar y lo amistoso y desenfadado. En esta asignatura aprendíamos a enfrentarnos a la improvisación desde el análisis de la armonía, utilizando las notas que formaban los acordes y dándole sentido a aquellas notas que aunque no pertenecieran al acorde, si debían formar parte de las tonalidades en curso, y además debían tener una función concreta como notas de adorno que debían resolver de una u otra manera. Aparte de en esta disciplina, en asignaturas como piano complementario y en tareas relacionadas con el transporte, muchas veces nos enfrentábamos a la labor de desplazar sobre la marcha pasajes musicales o pequeñas piezas. En ocasiones, y quizás pueda ser por el enfoque que desarrolla el guitarrista, mi mente veía con más facilidad la distancia entre las notas que entraban en juego, que el resultado concreto de una serie de notas determinadas, trabajando en base a intervalos.

La guitarra, al igual que otros muchos instrumentos y con diferencia a otros como pudiera ser el piano, no es un instrumento que ayude visualmente a localizar con facilidad las notas que debemos interpretar, por ello, y a diferencia de la gran mayoría de los instrumentos, los guitarristas cogen la “mala costumbre” de trabajar con patrones (ésto podría desencadenar un enorme debate, pero no es una crítica, sino una visión en base al contexto del artículo). Sí, digo a diferencia de la gran mayoría de instrumentos, porque si un guitarrista interpreta una escala, un porcentaje altísimo lo hará en base a un patrón basado en un diagrama o posición, mientras en otros instrumentos tienen que ser conscientes de las notas exactas que tocan. Los guitarristas se acomodan (no todos, pero si la gran mayoría) a este tipo de sistema, alejándonos de ser conscientes de lo que realmente interpretamos, pero en realidad es comprensible, sobre todo si entiendes la dificultad que entraña nuestro instrumento en materia de lectura y por su propia naturaleza con lo que conocemos como “equísonos”, elemento que puede facilitar o dificultar enormemente la interpretación de una obra.

Hay otras formas de enfocar el aprendizaje de la improvisación además de la que explicaba anteriormente en base a la armonía, otros muchos improvisadores se desenvuelven en base a las escalas, que aunque tiene relación con la armonía, da lugar a una libertad mayor. Otros enfoques pueden estar relacionados con modelos de frases preestablecidos, otros en arpegios,… pero, y aunque seguramente ya habían guitarristas que lo usaban como en el caso que explicaba en relación con el transporte de melodías, el uso de intervalos y distancias pueda ser otra opción, el autor de “Improvisa de verdad” propone un sistema muy interesante, al que te voy a invitar que descubras, aunque antes te haré un acercamiento con sus ventajas y sus desventajas.

El sistema para improvisar que recomienda David Reed está basado en distancias, en intervalos de tonos y semitonos, esto, como cualquier otro sistema, tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, pero lo que si que admiro del sistema, es el acercamiento tan directo que tendremos al instrumento, la empatía y simbiosis entre músico y herramienta. 

Desventajas:

  • La principal desventaja que encuentro en este sistema, es el que teníamos en otros como el de los patrones, donde el guitarrista sigue un proceso de cálculo o proceso mecánico, que no relaciona con las notas que interpreta. Aunque el autor pone ejemplos en donde hace referencia a una posición concreta de la escala, que podría consolidar una vía para ello. Podría dar pie a una evolución en el sistema o a desarrollar nuevos niveles en la metodología.
  • Otra de la desventajas es que su visión principal se basa en saltos interválicos de segunda menor y segunda mayor, lo cual limita si quisiéramos hacer escalas que requirieran saltos mayores, y pongo como ejemplo simple una escala menor pentatónica, con un salto inicial de tercera menor. Está claro que ésto también podría servir para perfeccionar o ampliar el sistema actual, y posiblemente el autor ya lo haya previsto y lo desarrolle de alguna manera en sus ejercicios. No he tenido la posibilidad de acceder a todos los materiales que el autor tiene a la venta en su Web, simplemente he podido acceder al libro y a cuatro vídeos relacionados con el sistema que propone, además del material gratuito que tiene en su página: https://improviseforreal.com/es/Learning-Materials 

Aún con las desventajas expuestas, y siendo completamente sincero, creo que estas debilidades son ínfimas, y no son relevantes en comparación con otros muchos sistemas. En realidad sus ventajas son enormes, y recomiendo un acercamiento a esta propuesta por todo lo que puede aportar a cualquier guitarrista.

Ventajas:

  • El punto fuerte de este sistema está basado en el acercamiento que el autor propone al intérprete respecto a su instrumento, donde un trabajo casi meditativo, nos introduce en lo que David Reed denomina de “nube” y “mar”. Con un trabajo progresivo y constante, podemos de manera sencilla aprender a movernos por el diapasón de la guitarra, ayudándonos a agilizar nuestra soltura con el instrumento y perfeccionar nuestra técnica. Todo esto será de vital importancia para progresar con la guitarra, independientemente de que luego improvisemos con este sistema o no. 
  • El trabajo a conciencia de posiciones basadas en intervalos de semitono y tono, nos facilita enormemente la labor de localizar notas concretas de una manera relativamente sencilla, pero en base a su posición en una escala determinada.
  • El desarrollo de un estudio interválico como el propuesto en este sistema, nos da la libertad suficiente para poder desplazarnos por el diapasón con una soltura impresionante, que si quisiéramos llegar a este nivel por medio de posiciones de escalas, requeriría del estudio de muchas posiciones y patrones diferentes. Quizás este punto es de mis favoritos, porque pone a nuestro alcance la ley del “mínimo esfuerzo” en comparación con otros sistemas. 

Si estás aprendiendo a improvisar con la guitarra, o tienes pensado iniciarte en la improvisación, quizás ésta sea una buena lectura para ti, ya que aprenderás a lanzarte al “mar” y moverte por las “nubes” de la tonalidad.

Te dejo el enlace a las primeras lecciones de improvisa de verdad que el autor pone de manera gratuita a nuestro alcance: 

https://improviseforreal.com/es/guitar-soloing-freedom-1

Última modificación el Lunes, 18 Julio 2016 20:07

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir la información señalada con asterísco (*). No se permite código HTML.

    volver al principio