Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

Consigue tu sueño de ser un guitarrista profesional, ponte metas y objetivos y trabaja duro para lograrlo

Es posible que en algún momento de tu vida te hayas enfrentado a la idea de convertirte en músico profesional, has sentido la necesidad de dedicarte a la música y superar la barrera que separa el ocio de lo que hasta la fecha era un hobby para llevarlo a un nivel superior, si es así debes saber que estás preparado para comenzar tu camino, presta mucha atención.

El aprendizaje musical es un universo paralelo a imagen de la vida misma, un microcosmos, presenta gran cantidad de similitudes con sus propios logros y obstáculos, y cuanto antes nos mentalicemos de lo que ocurrirá una vez tomemos esta importante decisión de ser músicos, mejor preparados estaremos para afrontar con inteligencia cualquier situación.

Posiblemente hayas vivido algo parecido a estar estudiando con tu guitarra, y quizás tu hermano estudiaba matemáticas o historia, y llega tu madre para mandarte a comprar el pan a ti, porque tu hermano está estudiando. Mentalízate, al estudiar música los demás no entenderán lo que haces realmente si nunca lo han vivido ellos primero, si los que te rodean no son músicos, o no han tenido la disciplina del músico, cuando te vean con la guitarra pensarán que estás en tu rato de ocio, y no debes luchar contra corriente, enfrentarte a esta dura realidad te distanciará aún más, a menos que lo trates con madurez y lo hables con sinceridad y buenos argumentos.

El músico invierte gran parte de su tiempo en su formación y práctica instrumental sin abandonar el resto de áreas a las que se enfrentan el resto de los mortales. Todos tenemos que trabajar o estudiar según la faceta de la vida en la que nos encontremos, pero el músico potencial no puede abandonar todo para dedicarse al 100% del tiempo en lo que realmente quiere, ésto afecta de forma directa en la cantidad de tiempo libre, tu vida social y familiar, tu organización diaria, tu pareja,... En muchas ocasiones tendrás que establecer prioridades y tomar decisiones que harán que sacrifiques algunas de tus opciones, ésto no debe hacer que te sientas mal, es un daño colateral de tu meta de dedicarte profesionalmente a la música, y aunque ya seas profesional, seguirás enfrentándote a esta toma de decisiones el resto de la vida.

Los demás querrán animarte a que hagas algo con tu vida, a que tengas un trabajo de verdad, o que realices unos estudios con salida. Rara vez te encontrarás con alguien que confíe al 100% en tus habilidades o en las posibilidades que te pueda brindar la música a nivel profesional. Este entorno causará en ti muchas dudas e inseguridades, que podrían afectar radicalmente en tu enfoque, distorsionando tus metas y objetivos y distrayendo tus esfuerzos. La música no es algo fácil, pero es muy sacrificada, así que si realmente quieres ser músico debes tenerlo muy claro y dirigir todos tus esfuerzos sin vacilar hacia tu meta, la constancia debe ser uno de tus pilares.

Tu entorno presentará todo tipo de ambientes, habrá buenos y malos momentos, y grandes compañeros de viaje podrían convertirse en fuertes rivales, ya que podría darse el caso de tener que competir por un mismo puesto de trabajo. Te encontrarás con músicos que sabrán tratar ciertas situaciones con deportividad y elegancia, y con otros que serían capaces de atropellarte con el coche. No caigas en la trampa y sigue siendo honesto contigo mismo, debes ser una persona íntegra y correcta, no entres en el lado oscuro de la música, y así cada vez tendrás un mejor entorno de trabajo y un mayor crecimiento personal. 

Cuando estés trabajando, tus amigos se estarán divirtiendo. El músico es un profesional del sector servicios, y coincide en horario con el ocio del resto de la humanidad, así que a ti te surgirán contratos cuando los demás están fuera de su jornada laboral. Aún así, deberás tener una sonrisa en tu cara el 100% del tiempo, ya que eso ayudará a transmitir tu pasión y amor por lo que haces, y el público podrá disfrutar contigo y de tus habilidades musicales, seguramente así podrás volver a ser contratado para actuar en el mismo local.

La música es algo que invade todo lo que nos rodea, está presente en muchas etapas de nuestra vida a modo de imagen mental que nos recuerda situaciones, nos transmite emociones y empasta a la perfección con otras áreas artísticas. La música puede llegar a ser la cúspide de nuestra pirámide de prioridades, o el pilar más importante de nuestra vida. Si amas la música, debes trabajar duro y disfrutar a la vez de ese esfuerzo, podrías elegir un camino más fácil, con más salidas, pero si amas la música, debes decidir en qué plano de tu vida la quieres, si decides tenerla como rato de ocio, o si realmente quieres sacrificar tu vida por ella. Habla con tu corazón, medítalo con tu almohada, y cuando tomes la decisión, no vaciles ni te distraigas, cuando logras tu objetivo de vivir con la música como compañera de viaje, has conseguido triunfar en la vida, has cumplido tu sueño, has derrotado a gigantes.

En el mundo de la música, te encontrarás con sabios que nacieron sabios, con virtuosos que jamás han tocado un instrumento y con alumnos que son profesores. Muchos sabrán más que tú sin saber de lo que hablan, es normal, no te frustres ni luches contra algo imposible, simplemente deja que la corriente siga el curso del río, quizás con suerte haya una mayor conciencia de lo que es el arte de la música y se tenga una imagen más clara y se adquiera un mayor respeto por lo que es un músico. Sólo tú serás consciente de las horas, días, meses y años que has invertido en formarte y entrenar para llegar hasta donde has llegado, aunque algunos en cuestión de segundos quieran dar su visión de algo que no conocen.

Gánate la vida, cobra por tu tiempo, por tu formación, por tu instrumento y resto de materiales y equipos profesionales. Aunque los demás vean a alguien que gana "mucho dinero" por una o dos horas de actuación, nadie llega a ser consciente de la realidad de horas que has tenido que invertir para poder preparar ese concierto de par de horas, nadie ha vivido tu esfuerzo de meses, ni la inversión económica que has tenido que hacer para poder sonar como suenas en el escenario. Quien vea en tu profesión un chollo, que lo viva, a ver qué opina luego.

Ser músico es un privilegio, es una vida llena de emociones, de experiencias, es una montaña rusa de la vida misma, pero es algo que muy pocos podrán llegar a entender. Si en tu interior hay un músico, es porque eres un ser único y privilegiado, eres como un ángel, un unicornio, un David contra Goliat. Lucha por tu sueño, trabaja duro, no vaciles y proponte ser el mejor. Una mañana, al despertarte, sentirás que has encontrado el sentido de la vida.

Última modificación el Lunes, 24 Abril 2017 11:19

    2 comentarios

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir la información señalada con asterísco (*). No se permite código HTML.

    volver al principio