Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu
Benjamín  Domínguez

Benjamín Domínguez

URL de la Web:

Los juegos musicales

Los juegos de música están hoy en día de moda. Seguramente conozcáis los singstar, guitar hero, rock band, o la infinidad de títulos basados en musicales de Disney. Sin embargo, hay juegos más allá de los karaokes, las guitarras y las baterías, aunque el mercado actual nos haga pensar lo contrario.

Las primeras consolas y ordenadores no estaban sólo limitados en gráficos, sino también en su capacidad para reproducir sonidos complejos. De las primeras máquinas en tener un sonido decente fue el commodore 64 con juegos como el Moondust. Algo más tarde apareció Otocky, En este título controlamos una nave que dispara notas en ocho direcciones, alterando la música a medida que vamos jugando. Fue el precursor de otro juego llamado Rez, en este último la experiencia va más allá gracias a el mando característico ya que vibraba.  En Nintendo DS, Electroplankton, otro juego del mismo creador, en el que mediante la manipulación de unos seres y su entorno, creamos melodías y sonidos relajantes y también extraños. Cabe destacar otro juego llamado Real Sound:Kaze no Regret, aunque no es del todo un juego musical, lo que lo hace merecedor de estar en esta lista es que en su versión original para Sega Saturn, no tenía gráficos (era un juego diseñado para ciegos) y se jugaba exclusivamente con el sonido, luego hicieron una reedición para Dreamcast que venía con imágenes relajantes.

Aparcando las máquinas en si por un momento, os hablaré de un juego para ejercitar la memoria eidética (capacidad de recordar imágenes, sonidos y su orden durante un lapso de tiempo), posiblemente ésto ni os suene, pero si os hubiera dicho el juego Simon directamente, hubiérais caído a la primera sobre lo que hablaba. Este motivo se usó bastante en los juegos de la siguiente generación de máquinas apareciendo juegos como Parappa the RapperUm Jammer Lammy, Rhythm TengokuSpace Channel 5, este último os recordará a una infinidad de juegos parecidos que rebosaron los recreativos de gente dispuesta a pasarse el día bailando delante de estos juegos.

En los años 90, Konami fue el precursor de los juegos de música con periféricos (en este caso mandos especiales o instrumentos sobre todo) sacando al mercado infinidad de juegos para cada gusto como pueden ser BeatmaniaDance Dance RevolutionPop’n MusicGuitar FreaksDrummaniaKeyboardmaniaParaParaParadise, sobre todo enfocado a los recreativos antes mencionados. Luego se unieron Sega, Nintendo y Taito con Samba de AmigoDonkey KongaTaiko no Tatsujin respectivamente.

Todo lo anterior os habrá sonado a chino (o a japonés mejor dicho), lo que viene ahora ya os sonará más ya que entramos en los juegos de la última década; SingStar fue la primera apuesta de Sony e hizo que apareciera un público nuevo interesado en las videoconsolas, me acuerdo de los cumpleaños de los compañeros de clase (mas bien compañeras) en los que nunca faltaba el juego, y por qué no, el primer aniversario de la escuela, donde el juego, algo rayado, nos dejó algún que otro buen recuerdo (a la par que gracioso). Ya poco más queda por nombrar, GuitarHero y RockBand son de lo último en periféricos hechos sólo para el juego, el futuro está en juegos como el Rocksmith, en el cual podemos usar nuestro propio instrumento para jugar y aprender (ya de paso) al mismo tiempo un instrumento de verdad.

Espero que os haya gustado y os haya entretenido, ya que esto último es lo más importante.

 

Festival progresivo

Para el que le guste la música progresiva, este verano en Barcelona tenemos un gran evento de este estilo, el 1 y 2 de julio en la sala Apolo y el Poble Espanyol respectivamente.
El precio de la entrada es de 90 € más IVA
Debajo adjunto información sobre los grupos más importantes del evento.
 
Steven Wilson
Músico británico conocido por ser el fundador, vocalista, guitarrista principal y compositor de la banda de rock progresivo, Porcupine Tree.
Está de gira con su último disco en solitario publicado en febrero del pasado año con el nombre de Hand cannot erase. Este disco según el autor está compuesto desde el punto de vista femenino y el concepto y la historia se basa en el caso de Joyce Carol, una mujer que vive en una gran ciudad y muere en su apartamento sin echarla en falta hasta tres años más tarde a pesar de que tuviera amigos y familia.
 
Opeth
Es una banda sueca de heavy metal con influencias del rock progresivo, jazz, blues y con guitarras acústicas de corte clásico y folk.
Su último disco fue publicado en agosto de 2014 con el nombre de Pale communion, Éste, su anterior (heritage) y el disco del 2003, damnation, muestran un estilo absolutamente orientado hacia el rock progresivo.
 
Magma
Es un grupo musical francés fundado en 1969, normalmente considerado como creador del estilo de música conocida como zeuhl, aunque también se le incluye dentro de la corriente Rock in Opposition.
Su música a veces es sombría, y en otro momento luminoso y rítmica, poderosa y rápidamente cambiante. Sus influencias van desde Stravinsky, pasando por el jazzista John Coltrane.
 
Textures
Banda neerlandesa de metal progresivo fundada en 2001.
Su estilo es complejo e innovador, influenciado por el metal progresivo, metalcore, death metal técnico y Groove metal.  Su último disco es de 2011 en el que estrenaron nuevo vocalista y teclista.
 
Between the buried and me
Grupo estadounidense de metal progresivo, sacaron su séptimo disco de estudio titulado "Coma eclíptica" el pasado julio. Su estilo casa desde el metal técnico, Avantgarde metal pasando por el metalcore.
 
Otros grupos :
Anneke van giersbergen presents the gentle storm
The pineapple thief
Agent fresco
Obsidian kingdom
Exxasens
 
 

Tinnitus o acúfenos

¿Quién no ha ido alguna vez a una discoteca con volumen alto, estado muy cerca de alguna obra ruidosa y al pasar al silencio absoluto escuchar siseos, pitidos o similares?

Pues posiblemente hayamos superado el umbral de tolerancia de nuestros oídos a sonidos de volumen excesivo.

Los acúfenos son generalmente tipos de ruidos residuales debidos a la exposición a volúmenes altos pudiendo ser zumbidos, ruido blanco, "grillos", siseos, campanilleos y un sin fin de maneras de representar algo que oímos aunque en realidad no "está". Ésto se debe a que el oído al acostumbrarse a un sonido específico, cuando éste cesa, los nervios del oído en cierto modo los generan para compensar su ausencia.

Antes que nada, tenemos que tener en cuenta varios datos:

  1. Los sonidos audibles para nosotros son aproximadamente los que se encuentran dentro del rango de entre 20 hercios y 20.000 hercios.
  2. A mayor potencia del sonido, menor tiempo de exposición deberíamos tener (se puede escuchar 90db durante 8 horas, pero sólo 4 minutos un volumen de 130db). Las ondas por debajo o por encima de las medidas en hercios anteriormente dadas, aunque no las oigamos, nos pueden afectar de igual manera.
  3. Los sonidos soportables según la OMS son los que se encuentran por debajo de los 80db, el umbral del dolor está en 120db y la categoría de nocivos desde los 140db (ya que también tenemos que tener en cuenta la onda de choque).

Sabiendo estos 3 puntos podemos llegar a la conclusión de que no solo los músicos podemos llegar a padecer acúfenos, pero lo que posiblemente no sepáis es que se pueden convertir en crónicos, y lo más importante, aunque hay tratamientos, actualmente no se ha encontrado ninguno efectivo para tratarlo por lo cual, lo mejor es prevenirlo.

Desde hace unos años vengo arrastrando un caso de acúfenos, que aunque no es muy grave, está denominado crónico (ya que un acúfeno que se alarga en el tiempo más de 6 meses se denomina de esta manera) y aunque al principio era insoportable, lo he ido tratando, y casi ha remitido.

Si el oído está sano hay dos maneras de tratarlo, con terapias cognitivo-conductuales y usando el mismo ruido como terapia. Yo he utilizado la primera, que consiste sobre todo en habituarse a él para no convertirlo en una obsesión y en el cuidado que tengo a la exposición a el sonido.

Por ello recomiendo los siguiente:*

  1. Si pasas mucho tiempo en la calle en una ciudad, usa tapones; si sabes que vas a estar en un sitio ruidoso, lo mismo.
  2. Si un ruido te parece molesto, que no te dé no se qué llevarte los dedos a los oídos aunque seas el único que lo haga, a todos no nos resultan igual determinadas frecuencias, y hacerte el valiente no te va a servir de nada.
  3. Si tocas algún instrumento, aunque tus manos, cuerdas vocales etc. no necesiten descanso (que normalmente sí), recuerda que tus  oídos posiblemente sí, has pausas periódicas y/o usa protectores de cualquier tipo (el mismo papel higiénico dada una urgencia, y no es cosa, que funciona bastante bien).
  4. Si eres un gran fan de la música y la quieres escuchar en cualquier sitio, compra auriculares de los que tapan la oreja o los que se introducen bien en el oído, éstos aíslan más el ruido exterior y no necesitas tener un volumen exagerado para oír la música, también existen auriculares semiprofesionales que te aíslan desde unos 20db el ruido ambiente. No superes NUNCA los 85 db y como máximo una hora de uso a ese nivel.
  5. Antes de comprarte un amplificador del tamaño de una pared (si te lo piensas comprar es que la música te importa más que tu espalda) primero piénsate el conseguir unos in-ear para directo. Empresas como GAES entre otras no sólo se especializan en aparatos para la gente que no oye bien, también tienen para prevenir y para músicos.
  6. Hazte revisiones periódicas de los oídos, aunque tú no lo notes, puedes estar perdiendo audición por alguno de los factores anteriores y no te estás dando cuenta.
Espero que les haya sido de utilidad y que todos con ayuda de la prevención, podamos seguir disfrutando mucho tiempo de nuestra afición a la música, y a la vez, tener una salud auditiva mejor.
 
*Éstas son mis recomendaciones y cada uno es libre de seguirlas o no, que ya somos mayorcitos ;-)

¿Batería electrónica o acústica?

Existe gran controversia en cuál de los dos tipos de batería (electrónica o acústica) es mejor, para mí, ninguno deja de tener su razón, pero ante todo, quiero dejar claro que en mi opinión, ninguno de los dos tipos es mejor que el otro, como todo, la elección de una u otra dependerá sobre todo, de nuestras necesidades.

Empezaré por hablar resumidamente sobre sus orígenes (si queréis saber más sobre su historia, visitad el siguiente link) http://centerofrock.com/blog/articulos/historia-de-la-bateria

La batería acústica tal como se la conoce hoy apareció a principios del siglo XX (antes cada parte la tocaba un percusionista, como en las orquestas), después de la primera guerra mundial, con las pérdidas que ello supuso, afectó a los burgueses que tenían sus propias orquestas contratadas, así limitando la cantidad de músicos que las constituían, por lo cual, muchas veces el percusionista se veía en la necesidad de tocar varios instrumentos a la vez. Los primeros estilos en utilizarla fueron el cakewalk y otros estilos precursores del jazz. 

Luego ha evolucionado lentamente con varias mejoras significativas tales como: 

  • El pie de charles (primero de madera, luego acero y en la actualidad aleaciones de bajo peso y gran durabilidad).
  • Los parches (del cuero de animales a materiales sintéticos desde Mylar, que abarató el coste, pasando incluso por el kevlar).
  • El tamaño (cada vez se hacen con medidas más pequeñas ganando en claridad sonora y sin perder el toque de grabes que se buscaba con las medidas grandes en el pasado).
  • La introducción de la percusión menor en los set de batería (cencerros, panderetas, temple blocks, pailas y un sinfín).
  • Evolución de los platillos en aleación, forma, tamaño, timbre y fabricación.

La batería electrónica apreció hace unos 30 años, y aunque al principio tenía bastantes defectos, hoy en día ha evolucionado tanto en calidad y realismo sonoro como en comodidad y respuesta a la hora de tocarla.

Hablemos de las posibles virtudes y defectos de cada tipo de batería:

Batería acústica

Los pros:

  1. No necesitan de electricidad para funcionar.
  2. No necesitan amplificación para conciertos en salas pequeñas y medianas.
  3. Se le pueden sacar infinidad de matices y sonidos (tocar en aros, en los cantos de los platos, "raspar" los platos y parches, combinar con escobillas, mazas o baquetas.
  4. Tiene mucha presencia de cara a un concierto.
  5. Su sonido natural y único, hace que incluso una batería de la misma marca y modelo, suene diferente a la tuya debido a que la madera no tiene una densidad fija, y de un árbol a otro pueden haber serias diferencias incluso siendo de la misma especie, haciendo que vibre en diferentes frecuencias. (La marca DW guarda la referencia del árbol con el que hacen las baterías por si compras una pieza suelta tiempo después, la sacan del mismo árbol que el resto de tu batería).
  6. Si tienes un concierto en una sala, casi todas usan baterías acústicas, por lo cual, no te sentirás tan diferente al tocar.
  7. Sus dimensiones y complejidad a la hora de desmontar hacen que sea más difícil su robo (suena a chiste, pero para los ladrones siempre es más apetecible una guitarra o bajo que una batería, siempre que oímos sobre el robo de material en locales de grupos, es cualquier cosa, menos una batería).

Los contras:

  1. De partida para conseguir una batería medianamente decente, son más caras que las electrónicas.
  2. Su desgaste hace que tengas que comprar periódicamente parches nuevos y baquetas, así como afinar en instrumento con mayor o menor asiduidad dependiendo de la calidad de éste.
  3. Su tamaño y peso en relación a la electrónica hacen más dificultoso su transporte y ocupan bastante espacio en los locales, coches, escenarios.
  4. Si tienes vecinos, una de dos, o insonorizas una habitación, o te mudas al campo con tu batería.
  5. En salas sin insonorización te verás con el problema de tener a alguien de la sala a tu lado siempre recordándote que no tocas lo suficientemente bajo (verídico).
  6. Siempre serás el primero en montar y el último en recoger después de un concierto, lo que repercute en tu vida social.
  7. En el punto 3 ya hablé de su transporte, pero es que es el punto clave para no conseguirte una si eres un poquito vago, hay que recordar que luego hay que volverla a meter en el coche, llevarla al local de ensayo y montarla.

Batería electrónica

Los pros:

  1. Puedes tocar casi donde te de la gana (dependiendo del modelo) sin molestar a nadie.
  2. Con una sola batería tienes infinidad de sonidos, pudiendo cambiar el banco entre canciones de diferentes estilos.
  3. En las salas pequeñas tus compañeros te lo agradecerán porque tendrán más espacio para moverse; el tío que avisa que la batería está muy alta seguirá ahí, pero esta vez podrás bajar el volumen de la batería sin tu cambiar tu manera de tocar.
  4. Puedes tener una batería con relativamente poco dinero.
  5. Casi todas traen acompañamientos que harán tu estudio más entretenido, así como un metrónomo, cosa muy importante para todo estudiante (aunque en el fondo lo odies de todo corazón).
  6. Nunca se desafina y sus pads suelen ser más duraderos que los de la batería acústica.
  7. Montarás y recogerás muy rápidamente.

Los contras:

  1. Necesitas amplificación siempre que toques con alguien más.
  2. No es tan cómoda como una acústica y ni siquiera las de gama alta tienen la posibilidad de sacarles tanta cantidad de sonidos a cada pad sin cambiar en el módulo.
  3. Los herrajes suelen contener piezas de plástico, por lo que si no eres muy cuidadoso, tendrás que comprar piezas nuevas alguna que otra vez (si hay repuestos).
  4. Salvando las de gama alta que se acercan bastante al sonido de una batería acústica, suele notarse en el sonido final de, por ejemplo, un grupo cuando tocan con electrónica a cuando es acústica, y eso es malo a no ser que estés tocando música electrónica.
  5. Necesitas conectarla a la corriente, por lo cual, no te la puedes llevar a un asadero improvisado.
  6. No queda igual de bonita en un concierto, y aunque parezca una razón un tanto insulsa, la apariencia de un grupo de cara a sus oyentes es muy importante, casi tanto como la propia música.
  7. No hay mucha variedad en marcas como con las acústicas, haciendo que sea más difícil que las electrónicas se acerquen a tus necesidades en cuanto a sus características.

Como veis, hay para todos los gustos, y seguro encontraréis más pros y contras según vuestras necesidades y experiencias. Lo más importante es que, os decidáis por una o por otra, la disfrutéis.

 

Suscríbete a esta RSS Feed