Youtube Center of Rock Twitter Center of Rock Facebook Center of Rock Google+ Center of Rock Instagram Center of Rock Tumblr Center of Rock Pinterest Center of Rock Linkedin Center of Rock
Menu

5 Maneras de reconocer la tonalidad de una canción o pieza

Muchas veces nos encontramos con que en un pasaje de una pieza instrumental o en una canción, debemos improvisar una melodía, para ello es indispensable saber reconocer la tonalidad en la que está la obra y así poder utilizar la escala adecuada. En este artículo quiero presentarte algunos recursos que deberás tener en cuenta si quieres encontrar la escala adecuada y poder interpretar con éxito esa sección.

  1. La manera más rápida de tener una referencia de la tonalidad de una pieza, es ver su armadura (conjunto de alteraciones que nos encontramos al principio del pentagrama justo después de la clave). Ésta es suficiente para darnos la pista de la escala mayor o su relativa menor, y aunque nos deja todavía sin una tonalidad definitiva, ya nos da bastantes pistas limitándola a un conjunto de notas muy concreto que tanto en su versión de escala Mayor como en su relativa menor también nos podrían servir de referencia para buscar los modos en los que podría estar la obra (en caso de tratarse de una composición modal). 

    Si no tienes suficientes conocimientos de teoría musical o unos principios básicos de armonía prueba a escribir las notas de manera consecutiva teniendo en cuenta las alteraciones que afectan a dichas notas, analiza su distribución de tonos y semitonos, y localiza aquella nota que posteriormente tenga 2 notas a distancias de tono y cuya siguiente nota sea a distancia de semitono. Esa nota será la que de nombre a la escala mayor, y si desciendes desde esa misma nota un tono y medio llegarás a su relativa menor.

  2. Otra opción es ver la nota o el acorde con el que termina la pieza o canción, ya que generalmente, para dar un carácter conclusivo se suele terminar en lo que se conoce como primer grado “I”, que coincide con la primera nota de la escala. Si añadimos a este dato lo expuesto en el punto anterior, casi seguro que ya hemos dado con la tonalidad acertada, aunque pueden aparecer algunos factores que podrían dificultar un poco la labor y por ello hay otras opciones complementarias.

  3. El acorde del principio de la obra también tiene su importancia, aunque no es tan importante como el último, pero por regla general el “I”, o los grados “IV” y “V” suelen ser los que rompen el hielo, aunque aquí influyen factores como el estilo y género en que se esté componiendo, y los recursos armónicos que el compositor considere adecuado, así que nos servirá para confirmar, más que para definir.

  4. Las progresiones armónicas también son buenas referencias, cuando analizamos mucha música nos vamos dando cuenta que hay progresiones que se suelen utilizar con mayor frecuencia que otras, ésto nos da la información suficiente para ayudarnos a localizar tonalidades o modulaciones y cambios a otras escalas. Por regla general las piezas tonales tienen una jerarquía que les lleva a utilizar en mayor medida los grados I, IV y V, además de que hay una predisposición dominante a acabar en cadencia perfecta V-I al final de la obra, y es muy característico el giro II-V-I. Todo ésto nos podría ayudar considerablemente a salir de dudas y a afianzar las sospechas que podamos tener sobre una u otra tonalidad.

  5. Los acordes de 7 Dominante son un referente. Por costumbre y desde la tradición de la música clásica, los acordes que ocupan por regla general el V grado de una tonalidad se suelen utilizar como acordes de 7 Dominante, así que si vemos un acorde de este tipo, podemos tomarlo como guía y localizar su tónica, que estará una 5ª Justa descendente desde la fundamental del acorde. Hay que tener en cuenta que la Tónica de la escala puede ser de una escala Mayor o menor, así que este apartado no lo podemos tener en cuenta de manera aislada y debemos complementarlo con alguno de los consejos anteriores.

Como puedes observar, reconocer una tonalidad no es tan difícil, y con la práctica podrás detectarlas con mayor rapidez y sin tanto esfuerzo. Te recomiendo que hagas prácticas analizando diferentes partituras y practicando sobre las audiciones de dichas obras o canciones, con el tiempo serás capaz de reconocer hasta esas pequeñas modulaciones que aparecen en fragmentos muy cortos de diferentes secciones de una pieza. 

Última modificación el Miércoles, 09 Marzo 2016 19:46

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir la información señalada con asterísco (*). No se permite código HTML.

    volver al principio